Ronaldo se ha transformado, quizás, en el mejor goleador de todos los tiempos. Un crack de récords y para la historia.