Después de no pasarla nada bien en sus última dos apariciones en la justa final, el elenco red por fin se proclamó el mejor equipo de Europa.