Horarios

Saúl, más que un golazo

Majadahonda (Madrid), 28 abr (EFE).- Saúl Ñíguez, centrocampista del Atlético de Madrid, lideró el triunfo contra el Bayern, en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, con mucho más que un golazo, porque es una valiosa ventaja, más convicción para el equipo y la consolidación de un centrocampista total.

"Golazo", "golazo"... La misma palabra era repetida una y otra vez en cada declaración de sus compañeros al término del duelo. "Ha sido un gol fantástico", insistía en sala de prensa Pep Guardiola, el entrenador rival, que ya conocía a Saúl: "Lo había visto, sí, sí. Es un gran jugador. El fútbol español tiene otro gran talento".

Era el nombre de la noche y es el del día siguiente, este jueves, en el que repuso fuerzas en el gimnasio de la Ciudad Deportiva de Majadahonda, después de un encuentro en el que recorrió 11,008 kilómetros, lanzó dos tiros a portería, más que nadie de su equipo y el segundo de todo el choque, sólo superado por Arturo Vidal, fue el que más faltas cometió, tres, y marcó el golazo en el minuto 10.

Le perseguía el brasileño Thiago Alcántara, al que dejó atrás para encarar y desbordar después, casi a la vez, con un regate a Juan Bernat y Xabi Alonso. "Es una jugada que tengo un poquito de fortuna, que dos balones divididos llego justo antes que el rival", expone Saúl, que, tras sortear esos contrarios, entró en el área.

"Ahí veo que Alaba se está echando para atrás y cuando me la coloco para la pierna izquierda ya tenía entre ceja y ceja la portería", añade el centrocampista. En ese momento, Diego Simeone no vio más: "Se ve que sale muy bien del regate, le hace tener potencia para seguir, en el uno contra uno es muy bueno y, cuando salió del último regate, ya no vi más. Me imaginé el tiro".

Y el disparo, con la zurda, junto al poste, fue gol, el único del Atlético contra el Bayern Múnich, pero un botín mayúsculo entre la igualdad que se prevé en Alemania en el duelo de vuelta. El tanto "más importante" de Saúl, que ha hecho otros golazos, como una chilena al Real Madrid el pasado curso, pero no en unas semifinales.

"Sabemos que hemos dado un pasito, pero no está nada hecho", advirtió Saúl al borde de la medianoche en el Vicente Calderón, donde recibió las felicitaciones de todos. "Fue un golazo, muy bonito, lo ha hecho él solo y muy bien", decía hoy su compañero Yannick Carrasco después del entrenamiento matutino en Majadahonda.

"Todo lo que le está pasando es por mérito propio, por trabajo, por creer en lo que tiene... y aún tiene mucho por mejorar", dijo Simeone. "Está en un gran momento, en un estado de forma impresionante. Su humildad juega en su favor, tiene todo un mundo por delante", expuso el lateral izquierdo brasileño Filipe Luis.

"Lo que está haciendo este año es increíble", remarcó Koke Resurrección, precisamente el futbolista al que Saúl sustituyó en su estreno oficial con el primer equipo del Atlético de Madrid, el 8 de marzo de 2012, en el minuto 84, a las órdenes de Simeone, en el Vicente Calderón frente al Besiktas y aclamado por el público.

Desde entonces, con un paso intermedio de un año de cesión al Rayo, ya ha disputado 102 partidos con el Atlético con solo 21 años, cumplidos el pasado 21 de noviembre, y ya está consolidado en el once. Ha jugado 43 de los 52 duelos de este curso y de los últimos 35 fue titular en 31 y sólo se quedó fuera de la alineación inicial en cuatro ocasiones, una vez por lesión y tres por descanso.

Ha marcado trece tantos en las dos últimas temporadas, algunos golazos, como el que logró de chilena la pasada temporada al Real Madrid en un 4-0 en el Vicente Calderón el 7 de febrero de 2015, elegido como el mejor gol del pasado año por la afición del Atlético, o el de tacón que consiguió este curso frente al Astana.

Ninguno comparable con el de este miércoles -"es el gol más importante, nunca había jugado una semifinal y ha sido muy bonito", dice Saúl- por la jugada, por sus regates, por su definición, pero también por su trascendencia, por el escenario, por la competición y por la dimensión del partido y porque cada vez está más cerca de un nuevo salto en su carrera: la selección española absoluta.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!