Horarios

Miguel Reina: "Eliminar al Bayern no ha sido una venganza, sino un premio"

Madrid, 4 may (EFE).- El exportero del Atlético de Madrid Miguel Reina, que formó parte del equipo rojiblanco finalista de la Copa de Europa de 1974 ante el Bayern Múnich alemán, aseguró que la eliminación del conjunto bávaro ayer a manos del Atlético en las semifinales de la Liga de Campeones no ha sido "una venganza" sino "un premio al buen hacer" de los jugadores de Diego Simeone.

Reina, una voz autorizada para hablar del Atlético cuya portería defendió entre 1973 y 1980 (antes pasó por el Córdoba y el Barcelona), repasó en una entrevista con la Agencia EFE el pase a la final del conjunto rojiblanco, "un premio a la grandeza" del club.

Para el que fuera portero titular de la final de la Copa de Europa de 1974, la actuación del guardameta esloveno Jan Oblak en la vuelta de las semifinales fue de "un partido para enmarcarlo". Reina está "absolutamente convencido" de que el Atlético logrará el título en su tercera final europea, y no tiene preferencias sobre el oponente, que se decidirá este miércoles entre el Real Madrid y el Manchester City inglés.

Pregunta: El Atlético en una final de la Copa de Europa, la tercera de su historia. ¿Será la vencida?

Respuesta: Ojalá sea así, yo creo que va siendo hora de que el fútbol premie la grandeza de este club. Sin duda alguna, estamos en un gran momento para poderlo conseguir.

P: ¿Esperaba vivir otra final en tan poco tiempo respecto a la de Lisboa (2014)?

R: La verdad es que es digno de mención y de admiración. El Atlético se ha transformado en todo un toro. Está fenomenal ahora, con una confianza absoluta, se ve una entrega extraordinaria y un compañerismo exorbitado.

P: ¿Estamos en la mejor etapa de la historia del Atlético?

R: Sin duda es una de las mejores, por no decir la mejor. La época de (Jorge Alberto) Mendonça, (Joaquín) Peiró, (Enrique) Collar fue muy buena (años 50). Luego con (José Eulogio) Gárate, Luis (Aragonés), (Armando) Ufarte, también (años 70, con él mismo como miembro de ese equipo). Pero este momento sin duda es importantísimo, está escribiendo unas páginas de oro.

P. ¿Cómo vivió el partido de ayer?

R: Con mucha intranquilidad y con un deseo profundo de que se alzara con el triunfo. Hay que destacar que la suerte que se nos negó en otras ocasiones, ayer nos acompañó, y ya era hora. El Bayern tuvo ocasiones de todos los colores, demostró la clase de equipo que es y su calidad. Es uno de los mejores del mundo, sin ninguna duda.

P: Un partido en el que destacó el portero del Atlético, Jan Oblak.

R: El partido que hizo ayer Oblak fue de enmarcarlo. Hace tiempo lo dije, ese portero va a dar grandes tardes de gloria al equipo colchonero. No solo paró el penalti, hizo cinco paradas impresionantes. Estuvo fenomenal.

P: ¿Qué cualidad destacaría de Oblak como portero?

R: La confianza que transmite al equipo. Los porteros tienen que dar tranquilidad a la defensa, cuando un balón pasa por encima de la cabeza del defensa, que no miren atrás y digan 'cuidado con el que tenemos atrás'. Todo lo contrario, cuando pasa el balón ellos dicen 'no te preocupes, que está Oblak'. Eso es lo más importante de un portero, y éste lo da.

P: Cuando en el sorteo de las semifinales al Atlético le tocó el Bayern, se habló mucho de la final de la Copa de Europa perdida en 1974, ¿le parece que el Atlético se ha cobrado una venganza?

R: Yo venganza no diría, diría que ya era hora de que el fútbol premie el esfuerzo, la entrega, la ilusión y las ganas del Atlético. Por fin se ha obtenido. El deporte es deporte, unas veces ganas y otra pierdes. Lo pasado, pasado está y ahora a escribir una nueva página. Es un premio al buen hacer del Atlético.

P: Antes del partido de ida, circuló un eslogan que llamaba a los jugadores del Atlético a ganar "por nuestros mayores", en referencia a los finalistas del 74. ¿Se sintió emocionado por ello?

R: Sin duda alguna, desde aquí quiero hacerles llegar mi más profundo agradecimiento por ese recuerdo. Ahora se está quitando lo de 'el Pupas', a ver si se quita de una vez por todas.

P: ¿En otro equipo que no fuera el Atlético habría tanta reverencia por un equipo que perdió?

R: Perdió, pero perdió a falta de 30 segundos una Copa de Europa que estaba ahí, ante un equipo (el Bayern Múnich de 1974) del que luego nueve de sus componentes fueron campeones del mundo ese mismo año. Y perdió en una de las más grandes tardes de fútbol que hizo el Atlético, ese 15 de mayo.

P: ¿Cómo vivió esa final bajo la portería, tuvo muchas o pocas intervenciones?

R: Tuve que intervenir en alguna ocasión, pero no tanto como ayer Oblak.

P: En esa final estaba usted muy tapado cuando dispara Schwarzenbeck y marca el 1-1 del Bayern.

R: La verdad es que cada vez que miro el vídeo lo entiendo menos, cómo esa pelota no chocó en la pierna de alguno. El deporte es así, tienes que aceptarlo.

En el partido del desempate estábamos destrozados física y psíquicamente (el Atlético cayó por 4-0, goles de Uli Hoeness y Gerd Müller). Hay quienes no pegamos ojo en los dos días posteriores. Pasar de triunfadores a ser derrotados, todo lo contrario de lo que le pasó al Bayern.

P: En la final de 2014 en Lisboa ocurrió algo parecido, con el empate de Sergio Ramos en el minuto 93.

R: Esperemos que en esta ocasión no nos ocurra lo mismo, estoy absolutamente convencido.

P: ¿A quién prefiere como rival en la final: el Real Madrid o el Manchester City?

R: Cualquiera de los dos. Me da exactamente igual porque vamos a ganar de una vez por todas.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!