Horarios

Martín Onti: Nikolái Gógol y las almas muertas

TURÍN, Italia.- En "Almas Muertas", una obra del escritor y crítico literario ruso Nikolái Vasílievich Gógol, este sentenciaba una frase célebre que dice: "El pánico es más contagioso que la peste y se comunica en un instante" , la cual bien podría aplicarse a la derrota tan inconcebible como catastrófica del Atlético de Madrid ante la Juventus anoche en Turín. 

No inconcebible por la falta de merecimientos para el triunfo de la escuadra de Massimilano Allegri sino más bien por lo catastrófico del carácter competitivo que ofreció el equipo de Diego Pablo Simeone. Justo en ese punto, en teoría, donde uno creía que era fuerte el Atleti, donde uno podía apostar a favor de la entrega, de la negación a todo lo que tuviese que ver con el renunciamiento y la desidia, justo allí, en ese delicado, trascendental y fatídico punto es donde falló el conjunto colchonero. 

Decía Gógol que el miedo finalmente tiene la particularidad de parecerse a una peste que se absorbe rápidamente, y eso es lo que anoche vimos en este Atlético de Madrid que partió de la capital española con la idea del pánico grabada a fuego lento. Una vez más, esa cocción insistente de pensamientos estratégicos que Simeone impone desde su visión del fútbol y que le ha fallado en las grandes ocasiones, se volvió a plasmar en la capital del Piamonte italiano.

El técnico argentino no asume, hasta este momento al menos, su culpabilidad, y no creo que lo haga. Su manera de entender el juego es una cosa y de comprenderlo desde la realidad y la relatividad es otra. Al fútbol en las grandes ocasiones se lo debe entender desde las situaciones concretas y anoche el ‘Cholo’ lo interpretó desde lo que supusieron sus pensamientos.

La prueba fehaciente de este final presagiado lo cerraron desde el terreno de juego los futbolistas, pero ya lo había abierto previamente en la ciudad deportiva del Cerro del Espino el propio Simeone. Su ayudante, amigo y confidente, Germán Burgos, lo plasmó claramente, entre sonrisas nerviosas, en una entrevista a pie de campo pocos minutos antes del inicio del partido.

Diego Pablo Simeone sembró el pánico en su propia plantilla, en cada componente de la expedición rojiblanca a Italia. Así, con el miedo en el cuerpo, el Atlético de Madrid salió a buscar el pase a unos cuartos de final de Champions League en donde sólo encontró el fracaso, la desazón y esta lógica eliminación a manos de quien sólo hizo lo que debía hacer.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!