Horarios

Vie.Dic.04 12:00 AM EST
Sáb.Dic.05 12:00 AM EST
Mar.Dic.08 12:00 AM EST
Mié.Dic.09 12:00 AM EST
Jue.Dic.10 12:00 AM EST
Sáb.Dic.12 12:00 AM EST
Mar.Dic.15 12:00 AM EST
Mié.Dic.16 12:00 AM EST
Foto: Reuters

Martín Onti: Miércoles Madrileño

MADRID, España.- Después de la deshonrosa derrota del Barcelona en tierras piamontesas ayer, llega el cierre de la jornada de Champions League para los equipos españoles y la buena noticia que traen los triunfos ante sus adversarios de hoy. El Real Madrid se trae de la Baviera germana una conquista corta, que bien podría haber sido de mayor diferencia ante el Bayern de Múnich, y el Atlético de Madrid se conforma en el Vicente Calderón con una victoria por la mínima que si bien mereció, podría ser insuficiente la semana entrante en Leicester.
 
 
 
 
A cuenta de ello, lo verdaderamente importante es haberse impuesto en la ida para disponer de una ventaja moral en cada uno de los encuentros de vuelta. Una actitud encomiable desde lo técnico aupó a los merengues y su consabido orden estratégico sostuvo a los rojiblancos.
 
El conjunto de Zinedine Zidane se aplicó con aquella actitud técnica que le elogiábamos en los prolegómenos de la eliminatoria ante los alemanes, para imponerse a un Bayern que pareció haberse quedado en el vestuario al final de la primera parte. Como si el juego hubiese terminado para ellos en el penalti desperdiciado por el chileno Arturo Vidal, los de Carletto Ancelotti fueron desconocidas presas fáciles para un Madrid que se quedó tan conforme como corto en el marcador final, a pesar de haber merecido más goles para sentenciar los cuartos de final a su favor.
 
En cambio, la historia del Atleti del ‘Cholo’ Simeone es siempre distinta. Sin hacer fundado hincapié en la defensa del resultado final, a los colchoneros les basta con el triunfo, aunque sea por la mínima, porque no tienen en cuenta los dígitos resultantes sino por partidos ganados o perdidos. El pensamiento ‘cholista’ elabora mejor su producción en la victoria sin depender de las diferencias en el marcador, y a partir de allí, elabora su plan de acción mental para afrontar sus compromisos venideros. Rara forma de entender el juego, pero aceptable si de esta manera interpretan el éxito.
 
 
 
 
El Real Madrid trajo una victoria inapelable de Alemania y el Atlético de Madrid se conformó con su producción cómoda y casera ante el Leicester City. Ambos ganaron, se encuentran muy bien posicionados de cara a los cotejos de vuelta para acceder a semifinales y, fundamentalmente, ellos sí dejaron bien sentado el orgullo de España que opacó ayer el Barça en Turín.
 
La semana que viene otra puede ser la historia porque así es el fútbol, porque así se entiende la relatividad de un juego que esta vez nos dejó un buen sabor de boca con las victorias y la gestión de las instituciones madrileñas. El Madrid y el Atleti lavaron esa sensación agria que nos ofreció la entidad catalana ayer martes. Así, el fútbol parece tener un mejor color hoy miércoles.
 
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!