Martín Onti: Lo que no se quiere ver

Sabemos que no es fácil la aceptación. Esto nos sirve para poder explicar desde la negación lógica del ser humano, algunas razones que sobran enumerar para poner en su real perspectiva, y que esta sea aceptada, lo que ocurre en el FC Barcelona. El tiempo pasa y en ocasiones juega en contra de lo que se creía sería por siempre inmortal.

No importó el aviso que con su retiro dio en su momento Carles Puyol. De igual manera pareció no hacer mella en la disciplina blaugrana el exilio de Xavi Hernández rumbo al fútbol qatarí, ni tampoco el de Andrés Iniesta en dirección a su ostracismo japonés porque había razones para creer lo contrario.

Quedaba la pieza más importante del juego, que aderezada con algunos condimentos esenciales, conformaba una más que aceptable mescolanza para seguir discutiendo supremacía en el fútbol mundial. Lionel Messi era el pilar principal que el Barça no se podía permitir perder a favor de nada ni de nadie. Y allí quedó como estandarte de lujo en una atalaya que se pensaba eterna.

Pero la vida no es así. Todo tiene su principio y su final. Existen, eso sí, épocas que se pueden aprovechar porque en un punto del destino, este, une astros para que las situaciones sean una realidad. Esa fue la razón principal de los 6 títulos de Josep Guardiola y compañía donde cohabitaban excepcionalmente figuras como Puyol, Xavi, Iniesta y Messi.

Hoy, por razones políticas, comerciales, convenientes y lo que ustedes quieran anteponer en el club catalán, todo ha cambiado. Hubo avisos que los interesados en todas aquellas razones que citamos, nunca quisieron ver, muy a pesar de estar más claras que el agua.

No iré de ‘prestidigitador’, porque lo único que pretendo es exponer un punto de vista que se sostiene desde el raciocinio que deviene de analizar, en la extensión del tiempo someramente indicado, aquel brillante inicio y este sospechado y triste final.

Messi está llegando al ocaso de su carrera y ese es el punto argumental que el FC Barcelona, y todos sus allegados, deben entender. Encima, y para empeorar la perspectiva inmediata, quienes quedaron como ‘acompañantes’ en esta misión de mantener a un club en la cresta de la ola –llámense Gerard Piqué, Sergio Busquets, Iván Rakitic y Luis Suárez- también secundan a su ahora capitán en la inexorable y prematura vejez a la que están destinados los futbolistas.

Martín Onti

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!