Horarios

Martín Onti: A la conquista de Milán

MADRID, España.- Volvió a fallar Josep Guardiola en un intento más de obtener el trofeo para el que fue contratado en la capital bávara. El Bayern quedó fuera de obtener la "Orejona" y el hecho de una nueva eliminación denuncia a su técnico como punto débil de los muniqueses. Por intención futbolística no se puede increpar al club germano, ni tampoco sobre entrega física se les puede discutir en la derrota, puesto que en el terreno de juego sus jugadores lucharon como gladiadores ante otros que simplemente fueron mejores en ese apartado.
Total falta de alma se le puede achacar, más aun, a Manuel Pellegrini por presentar a un Manchester City de cartón piedra en el Santiago Bernabéu. La escasez de sentimientos y actitud combatiente para liderar a un grupo de futbolistas es el castigo menos señalado para explicar el juego del equipo inglés en Madrid. La ausencia de predisposición ofensiva en los muchachos del Ingeniero, quedaron de nueva cuenta de manifiesto y no defraudaron las expectativas que todos teníamos desde lo visto en el Etihad una semana atrás.
 
Puede gustar o no el juego del Atlético de Madrid, sin embargo todas las excusas o las explicaciones convergen en el punto común del triunfo, y eso es lo que les basta para enorgullecerse de su fútbol. Un equipo esculpido en un bloque de tanta intensidad, rigor táctico, esfuerzo, pasión y talento, tiene el derecho a sentirse bien consigo mismo cuando no existe la traición a su estilo. En eso basa el conjunto de Diego Simeone su paso a la final de esta Champions League en búsqueda de una revancha soñada. El Madrid espera.

El sueño de la undécima se cristaliza en el Real Madrid con su paso a esta finalísima en el antiguo San Siro. Con su fútbol a cuentagotas, sostenido en su nombre más que en su juego, la escuadra de Zinedine Zidane llega a una nueva instancia definitoria y ante el adversario menos deseado. Con poco le ha bastado al conjunto merengue para presentarse como candidato al título de mejor de Europa y salvar una temporada que se tornaba aciaga no hace mucho tiempo atrás. El Atlético también espera.
 
El 28 de mayo en la capital lombarda merengues y colchoneros volverán a verse las caras tras aquella debacle del "Cholismo" en el estadio Da Luz de Lisboa dos años atrás. Para los rojiblancos la "vendetta" de aquella tristeza será la bandera a flamear en búsqueda de lo nunca obtenido, para los blancos puede que sólo la obtención de la "undécima" estará en juego.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!