Horarios

Sáb.Ago.07 5:55 PM EDT
Dom.Ago.15 1:30 PM EDT
Mié.Ago.18 9:00 PM EDT

Martín Onti: La clave es haber despertado bien

KIEV, Ucrania.- Kiev y el mundo están preparados para el partido del año, el más esperado de la temporada regular europea. La final de la Champions League, con un mundial a días de que se superponga en baremo de sentimientos partidarios, ya no tiene sorpresas preparativas y sólo queda jugarlo en pocas horas más. 

Tanto se ha hablado sobre el partido entre el Real Madrid frente al Liverpool a día de hoy que todo lo que podamos tratar de explicar futbolísticamente sería caer en la redundancia de conceptos. Desde la estrategia a la táctica se ha detallado cada posibilidad con que tanto Zinedine Zidane como Jurgen Klopp  cuentan para planificar este juego.

Todo se ha hecho a la perfección. El haber tenido las ligas española e inglesa resueltas con anticipación le ha allanado el camino de la puesta a punto física a madrileños y liverpulianos. Los planteles cuentan con los actores principales en sus mejores momentos –si bien los de Klopp no podrán contar con Alex Oxlade-Chamberlain, de importante ausencia para los de Anfield- más aún teniendo en cuenta que por razones del mundial que se avecina, todos los seleccionables para Rusia 2018 están en su plenitud atlética y afinados en la técnica inpidual.

No hay excusas -ni siquiera sirve la mencionada ausencia por lesión en el Liverpool- para argumentar una derrota a partir de este punto. Los planteos son ya conocidos de memoria y, de verdad, que de nada vale fundamentar posturas de juego desde la pizarra. Los medios de comunicación, hoy en día, han aniquilado a los estudiosos del fútbol y hacen de la percepción del juego el motivo principal de este presente.

Esto es precisamente lo que intento explicar con este preámbulo futbolístico. Ambos se conocen tanto que nada más hace falta verse las caras en el Olímpico de Kiev y comprobar quién se levantó con buen pie ese día. 

Las últimas horas, los pensamientos sólo tienen que haber pasado por sintonizar el tono muscular de los jugadores agotados por las largas campañas de la temporada y afinar conceptos particulares que refuercen la actitud, porque justamente allí se enfoca el sueño de gloria eterna para Zidane y los blancos o de trascendental triunfo para Klopp y los Reds.

Descansar de manera correcta, comer adecuadamente, entrenar sin ansiedad, ampararse en el cariño del compañero y despertar con ‘los planetas alineados’, serán clave para afrontar el partido más importante del año a nivel de clubes. Cada uno de los involucrados en esta final de Champions League sabe que esta es la verdad de lo que sucederá hoy, lo demás es de libro.

Martín Onti

ENLACES RÁPIDOS:

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!