Horarios

Martín Onti: Inicio aceptable

La misma UEFA era susceptible de dudas. Nadie sabía a ciencia cierta cómo resultaría la inserción, casi caprichosa, de un nuevo torneo en el ya ajustado calendario del fútbol europeo. Sin embargo, la propuesta debía concretarse y apostar a que la ley del más fuerte, una especie de darwinismo futbolístico, prevaleciera con la aceptación de todas las partes.
 
Entendiendo la definición del darwinismo como la supervivencia de los seres humanos más fuertes por sobre los más débiles como método de evolución de la sociedad, implicaría que dicha consideración relacionada al fútbol debería aceptar que los equipos de más poderío debiesen tener una cobertura de mayor favoritismo en detrimento de los que se muestran como los más estadísticamente vulnerables.
 
Una sentencia hipotética que parece haber congeniado muy bien con la nueva perspectiva de la UEFA en la organización de eventos bajo su protección. La flamante y, en apariencia, exitosa Liga de Naciones que ha comenzado a jugarse esta semana pasada, deja entrever que el concepto de ‘darwinismo’ aplicado al fútbol no es del todo erróneo para aplicar una subdivisión acorde a logros.
 
Definir 4 ligas de acuerdo al nivel demostrado en los últimos años por las 55 selecciones asociadas a la UEFA ha sido, por lo pronto, un acierto al que hay que doblegarse desde muchos aspectos y en los que no sólo el juego en sí sale ganando, sino también el espectáculo, la parte económica y el consenso de aquellos que no hace mucho no estaban tan identificados con el riesgo asumido.
 
Desde lo más granado, emancipado ahora en el grupo ‘A’, hasta los de menor coeficiente estadístico alineados en el grupo ‘D’, deben asentir que la medida del máximo estamento europeo tiene un gran porcentaje de razón. La repartición consensuada ofrece partidos que tienen un sabor distinto, con mayor equilibrio futbolístico, mejor panorama de crecimiento deportivo y un aspecto comercial que favorece a todos en la proporción inversionista de esfuerzos varios.
 
El inicio del torneo no puede haberse mostrado más prometedor. Encuentros de interés han atraído mucha expectativa. No sólo en los géneros superiores sino también en los inferiores, se han visto estadios con un público dispuesto a emprender un nuevo camino en apoyo a sus selecciones nacionales, una prueba más del acierto que se vislumbra tras las primeras jornadas.
 
Así, el fútbol de Europa abre sus expectativas a la puesta en escena de la primera Liga de Naciones con un resultado exitoso, y eso es alentador aunque la superposición de eventos obligue luego a un ajuste de tiempos y torneos que habrá que habrá que saber organizar cuando todos coincidan cada 2 años en una misma temporada.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!