Horarios

Vie.Abr.10 12:00 AM EDT
Sáb.Abr.11 12:00 AM EDT
Mar.Abr.14 12:00 AM EDT
Mié.Abr.15 12:00 AM EDT
Jue.Abr.16 12:00 AM EDT
Sáb.Abr.18 12:00 AM EDT

Martín Onti: El fenómeno Haaland

En la actualidad, 20 millones de euros por un gol a favor cada 45 minutos de juego es mucha tentación para cualquier club, es cierto. Ese es el fantástico promedio goleador en el curriculum del atacante noruego Erling Braut Haaland –aunque nacido en Leeds, Inglaterra, cuando su padre Alf-Inge jugaba allí- que se presenta en la élite del fútbol internacional con marcas realmente sorprendentes.
 
Nadie parece comprender por qué ninguna de las entidades más poderosas, al menos de Europa, no pudo hacerse con los servicios del tanque rompe-redes de tan sólo 19 años. A decir verdad, y en cierta manera, tampoco nosotros supimos evaluar anticipadamente un presente que nos llama ahora a un humillante silencio.
 
Muchos nos preguntamos las razones de una ceguera futbolística para evaluar a un joven de extremo poder ofensivo. No obstante ello, tampoco tendríamos defensa alguna por no detenernos a apreciar los movimientos secundarios de un jugador con tremendo potencial de equipo. El árbol tapó el bosque y no nos dejó observar todo lo que ofrece a tan temprana edad Haaland, claro está, si entrenado convenientemente con el objetivo que corresponda a un determinado sistema de juego y/o finalidad.
 
No exenta de una causa con rumbo empresarial, como se podría tomar la adquisición del ex jugador del Salburgo austriaco por parte del Dortmund, la respuesta a esta sorpresiva realidad descansa en la política de un club como el germano que preside Reinhard Rauball, para entender significados y objetivos deportivos dentro del negocio total que es el fútbol.
 
El espectro comercial en el que se divide la economía de los clubes de las distintas ligas del mundo, contempla la aceptación de roles institucionales que ya están macerados en conductas establecidas. Lo futbolístico, en ellas, deviene de un éxito económico producto de buenas compras y mejores ventas y en este particular punto destaca el Borussia que entrena el suizo Lucien Favre.
 
Sin embargo, muchas veces lo que no se percibe en la superficie, sirve como elemento desequilibrante para beneficio propio y desestabilización de los estamentos adversarios. En este caso, el organigrama del club de la Renania del Norte teutón ha tenido claro el panorama general y han adoptado una política, con gente idónea, para aferrarse a logros factibles.
 
Un ojeador con la experiencia de Sven Minslintat, un director deportivo con la astucia de Michael Zorc secundado por la fidelidad a la camiseta como Lars Ricken, y un asistente de seguidores de largo recorrido en estas lides como Siggi Held, son el argumento principal para entender el por qué el fenómeno Haaland ha recaído en Dortmund y no en Barcelona, Madrid, París, Manchester o Londres.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!