Horarios

Dom.Sep.26 1:00 PM EDT
Dom.Sep.26 11:30 PM EDT
Dom.Oct.03 1:30 PM EDT
Dom.Oct.17 5:55 PM EDT
Sáb.Oct.23 9:00 PM EDT

Martín Onti: El descalabro mancuniano

MADRID, España.- Sucede a veces, sobre todo en el fútbol. Lo casi imposible pasa cuando pocos lo esperan y así el Liverpool de Jurgen Klopp derrotó categóricamente al Manchester City de Josep Guardiola para destacar una victoria de matices no tan esperados. Aunque el triunfo de los Reds haya sido de local, ganarle hoy en día al conjunto del técnico catalán no se hace una misión tan fácil en el fútbol mundial, más aun tras haberlo logrado con una diferencia tan holgada en el tanteador y sin dejarle marcar al adversario.
 
 
El 3-0 final en Anfield enmarca la vuelta de cuartos de final de la Champions League en el Etihad Stadium en una eliminatoria sumamente difícil de remontar para el casi seguro campeón de la Premiership inglesa. Lo esperado no era precisamente lo ocurrido en Liverpool, a pesar de ser el estratega germano uno de los pocos en dificultar el laureado camino del independentista catalán en la presente temporada, y si no, recordemos el triunfo en enero pasado por el campeonato local de Klopp sobre el mencionado Pep Guardiola.
 
A propósito de aquel partido a que hacemos referencia por la Premier League, Jurgen Klopp utilizó no solamente la misma estrategia que supo darle buenos dividendos, sino que aprovechó con marcado énfasis una actitud ofensiva que está dándole frutos esta campaña con hombres como el egipcio Mohamed Salah, el ex Arsenal Oxlade-Chamberlain, el senegalés Sadio Mané y el brasileño Firmino para dañar al dispositivo táctico de un Guardiola que volvió a sucumbir ante el Liverpool, esta vez, y comparativamente, de mayores daños colaterales.
 
 
De no ocurrir un milagro en Manchester la semana entrante, de esos que cada tanto suelen manifestarse en el fútbol, se podría decir que el alemán le tiene tomada la mano al entrenador español al punto de confundirle en la toma de decisiones futbolísticas cuando tiene que enfrentarse a Klopp, sin saber si su táctica es adecuada en el posicionamiento que propone ante su vencedor de esta noche.
 
Sin lugar a dudas lo de Anfield ha vuelto a ser un descalabro tanto para el Manchester City como para Josep Guardiola. En el vidriado escenario de los ‘Citizens’ la oportunidad le acerca a siete días de poder resarcirse o capitular ante el mundo del fútbol, ese público que tan buen concepto le tiene en lo deportivo aunque no tanto cuando usa al fútbol en favor de intenciones políticas que socialmente están fuera de contexto, por más que él mismo se encapriche en justificarlo.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!