Horarios

Barça, Manchester City, Celtic y el Borussia Moenchengladbach podrían cómodamente conformar el cuarteto más comprometido.

Martín Onti: Barcelona vs. City, una deseada confrontación

MÓNACO, Francia.- Suele suceder que en ocasiones los dioses se conjuran para que se cumplan los deseos. Sin importar el lado del que se suplique que las cosas ocurran, éstas pasan porque los astros se alinean para permitir que los ruegos se conviertan en realidad.

Desde temprano por la mañana el Centro de Congresos Luis II de Montecarlo se respiraba ese aire de capricho, mezcla de anhelo, en el cumplimiento del apetito morboso por ver que el sorteo confrontara al Manchester City de Josep Guardiola con el Barcelona. Esa era la apuesta máxima que se deseaba el azar cumpliera, el resto poco, o relativamente poco, importaba.
 
Cuando de movida apareció la bola del Barça en las manos del holandés Clarence Seedorf, la expectativa no pudo ser más ansiosa en espera de cuál sería el equipo del bombo siguiente que le tocaría en suerte al conjunto de Luis Enrique Martínez, y allí fue que los de Pep aparecieron para compartir la zona 'C' que maniobraron las temblorosas manos del galés Ian Rush. El enfrentamiento de culés y citizens era una realidad y a partir de entonces todo estuvo dicho en Mónaco.
 
Completar la rutina de los grupos para conocer los enfrentamientos restantes de esta nueva edición de Champions League, más los seguros y supuestos premios a la noruega Ada Hegerberg y al portugués Cristiano Ronaldo como mejores jugadores de la UEFA de la pasada campaña, terminaron con la gala y dieron inicio a las elucubraciones que se esperaban.
A partir de ahora, todo tipo de suposiciones surcarán el principal espacio futbolístico europeo. Más allá de considerar el juego como centro de análisis, el foco se posará sobre la deseada confrontación entre catalanes y mancunianos, entre Luis Enrique y Guardiola, y entre la capacidad de Claudio Bravo para controlar el poder atacante de la MSN con Messi, Suárez y Neymar de por medio.
 
Al margen de la siempre irónica intervención de Gerard Piqué, uno se atreve a reafirmar con este artículo que la Ley de Murphy, o un 'karma' muy especial, persigue al FC Barcelona puesto que de todos los grupos sorteados bien se podría decir que el de su club es el más difícil que el bombo pudo entregar. Barça, Manchester City, Celtic y el Borussia Moenchengladbach podrían cómodamente conformar el cuarteto más comprometido de este sorteo.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!