Horarios

Mar.Sep.22 12:00 AM EDT
Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT

Lionel Messi, el falso ‘9’ y la remontada del Barça a la Juventus

BARCELONA, España. El Barça se ve obligado este miércoles, por segunda vez en un mes, a remontar una eliminatoria en la Liga de Campeones. Aún está fresca la euforia de la heroica ante el PSG, pero aunque la derrota ante la Juventus en la ida fue “apenas” por tres tantos y no el 4-0 que se comieron en París, ahora necesitarán el doble de la magia para pasar de ronda.
 
No es un secreto que este Barça no se parece al que ganó el triplete hace dos años y que justamente venció a la Juve en la final. Neymar no desequilibra del mismo modo, el centro del campo es una avenida para los ataques rivales, no mantiene los mismos niveles de posesión y la defensa… ¡ay, la defensa!
 
 
     SERÍA HISTÓRICO, ¿O HISTÉRICO?: La Juve nunca se dejó remontar un 3-0
 
Gran parte de este retroceso en los resultados y el nivel de juego se debe al estancamiento táctico del conjunto. Iniesta ya no tiene la misma capacidad de desequilibrio, la marcha de Dani Alves dejó al Barça con un atacante menos y la motivación de la plantilla ha rozado el mínimo desde que Luis Enrique llegó en el 2014.
 
Messi ya no es tan decisivo en la misma cantidad de partidos, ya no encara a los defensas rivales como lo hacía en el pico de su carrera y el propio mal paso del equipo lo ha arrastrado a un estado anímico preocupante.
 
A estas alturas, con semejantes problemas orgánicos que no se resuelven de la noche a la mañana, al cuerpo técnico del Barça no le queda otra que encontrar una solución puntual para remontar el déficit de tres goles ante la Juve. Tienen que mirar un día a la vez. Luis Enrique no seguirá en el verano y no le interesa arreglar lo que ya no le toca arreglar.
 
 
 
Entonces, ¿qué puede hacer el Barça para intentar vivir otra noche histórica en el Camp Nou? En el último partido ante la Real Sociedad quizás encontramos la respuesta. Concretamente en el primer gol de Messi, el que marcó como falso ‘9’, llegando a rematar cuando la jugada ya había madurado lo suficiente como para pensar en el tiro a puerta.
 
Messi jugó en esa posición en gran parte de la etapa de Guardiola y aunque los resultados del conjunto fueron variables, su potencia goleadora y desequilibrante fue la mayor de su carrera. Desde entonces no ha vuelto a operar con frecuencia en ese rol que lo alejaba del área mientras el resto de los futbolistas configuraban el ataque para que él apareciera a dar el toque de gracia.
 
Los centrales de la Juve van a estar muy enfocados en la marca de Luis Suárez y tampoco perderán de vista a Neymar, por lo que tentativamente estas dos “distracciones” pudieran ser utilizadas para crear un espacio que pueda ser asaltado letalmente por Messi, justo cuando menos se lo esperen. Si algún central se aventura a subir con él al centro del campo, entonces, por consecuencia, se abrirá un perfil para Suárez y/o Neymar.
 
 
 
La Juventus es el rey de Italia desde hace cinco años y no se enfrenta comúnmente a equipos como el Barça, a futbolistas como Messi ni a escenarios como el Camp Nou. En Italia los estadios jamás se llenan. 
 
Encima de eso, si al comienzo del partido notan algo extraño, una variante táctica del Barça que ellos no esperan, entonces eso les creará una dosis de incertidumbre que puede desajustar su planteamiento defensivo.
 
Ante el natural poco interés que Luis Enrique pueda tener en encontrar la solución para este crítico problema, son los jugadores y, especialmente, los líderes, quienes deben tomar la guía del conjunto, no solo en la cancha, sino en la elección del plan a seguir. Messi tiene que levantar la voz, regresar al pasado y volver a mostrar la audacia que lo convirtió en el mejor jugador del mundo. El falso ‘9’ puede ser el camino.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!