Horarios

La historia y el recuerdo citan a la afición rojiblanca contra el Bayern

Madrid, 27 abr (EFE).- La quinta semifinal de Liga de Campeones para el Atlético de Madrid en sus 113 años, el objetivo de "escribir una nueva historia" de los futbolistas rojiblancos; y el recuerdo a los finalistas de 1974, citaron a los aficionados rojiblancos en los prolegómenos de la ida contra el Bayern Múnich alemán.

Los aficionados del Atlético se congregaron durante las horas previas en los alrededores del estadio Vicente Calderón, previsto un nuevo lleno para la segunda semifinal europea en tres años del conjunto que dirige el argentino Diego Simeone y con unos 3.000 espectadores alemanes esperados.

Dos horas antes del partido, aunque la tarde fuera desapacible y amenazara lluvia, ya se congregaban miles de seguidores rojiblancos alrededor del estadio del Manzanares, en una previa en la que no faltaron los cánticos, el himno entonado por aquí y por allá, además de la apelación a los históricos del club.

Los lemas de la previa reciclaron tanto el 'Nunca dejes de creer' que tan buenos resultados dio en la anterior eliminatoria de cuartos de final contra el Fútbol Club Barcelona, como tomaron el 'Por nuestros mayores', en recuerdo a los finalistas de la Copa de Europa de 1974, entre ellos Luis Aragonés, autor del gol rojiblanco en aquella final, de infausto recuerdo por el empate del Bayern en los últimos instantes.

Entre los habituales tenderetes de vestuario rojiblanco que circundan el coliseo colchonero, los comerciantes aprovecharon el contexto de 'venganza' histórica para recordar a los finalistas de 1974 con una camiseta con el mensaje: 'Un pasado de historia, un futuro de gloria', y las caras de Aragonés y del actual técnico rojiblanco, el argentino Diego Simeone, vinculando pasado y presente.

Hinchas atléticos y germanos se mezclaban sin atisbo de incidente, aunque el grueso de la expedición bávara fue ingresando en el fondo norte del Calderón con hora y media de adelanto sobre el inicio del partido. El dispositivo de seguridad despliegado constó de casi mil efectivos entre Policía Nacional, Policía Municipal, Samur, Cruz Roja y vigilantes de seguridad del club.

Muchos aficionados rojiblancos comenzaron a jugar el partido desde los días anteriores. Como ya ocurrió en la vuelta de los cuartos contra el Barcelona, el eslogan 'Nunca dejes de creer' apareció en el entrenamiento de ayer martes en el campo de entrenamiento de la ciudad deportiva rojiblanca en Majadahonda.

Las consignas también recordaron a la generación de futbolistas rojiblancos que cayeron en la final de la Copa de Europa de 1974 ante el conjunto bávaro, después de tener casi ganada una final empatada en el último suspiro por el Bayern, y derrotados en el desempate dos días después.

"El miércoles ganad por nuestros mayores", reclamó la afición rojiblanca ya el pasado sábado, durante el partido de Liga contra el Málaga en el Vicente Calderón, dejando patente que la eliminatoria se concebía en el imaginario rojiblanco como una revancha respecto a aquella final europea.

Con el mismo espíritu fueron recibidos ayer martes en el hotel donde el equipo se concentró la noche antes del encuentro. "Espíritu del 74", con la imagen del 'Sabio de Hortaleza' fue una de las pancartas que recibieron a los jugadores al llegar al punto de concentración, en la zona madrileña de Puerta de Hierro,

Allí, fueron recibidos por cientos de aficionados que encendieron bengalas y portaron una larga pancarta en recuerdo de los 113 años de historia del club, cumplidos ayer martes. "113 años. 113 luces iluminando tu camino", era la leyenda.

El enfoque del técnico, Diego Simeone, fue de convertir el referente histórico de 1974 en una oportunidad. "En la vida y en el fútbol no hay revancha, sino nuevas oportunidades", dijo en la rueda de prensa previa.

"Lo que queremos ahora es escribir una nueva historia y estamos en disposición de hacerlo", dijo Fernando Torres, para quien no hay "nada mejor" que celebrar los 113 años del club que disputando las semifinales de la máxima competición europea.

Antes, lo había dejado claro el capitán, Gabi Fernández: "No nos jugamos sólo pasar a una final, nos jugamos entrar en la historia del club", sentenció. La afición también lo entendió así en los instantes previos al primer asalto de la semifinal de la Liga de Campeones.

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!