Horarios

Real Madrud y Barcelona son favoritos para llegar a la Final de la Champions League. Foto: Getty Images

La Champions española

MADRID, España.- Ser un aficionado al fútbol en España, conlleva sufrimientos extras que hay que sopesar cuando alguien se declare seguidor de un equipo. Más aún si de quienes hablamos se convierten en forofos empedernidos de una entidad que dispute un torneo mayor como la Champions League.

Los encuentros de ida de los cuartos de final del evento futbolístico más importante de Europa, a nivel de clubes, encontró a tres conjuntos españoles debatiéndose por obtener buenos resultados de cara a la vuelta, en una semana, que les posibilite la opción de acudir a instancias semifinales. Las dos entidades de la capital perdieron sus compromisos, el Atleti ante el Barça catalán y el Madrid ante el Wolfsburgo alemán.

Ya se sabe que al valor deportivo hay que agregarle el económico de la siguiente fase y nadie está dispuesto a dejar ir unos cuantos millones de euros que engordarían las arcas de quienes avanzan en la competición, más ahora que el dinero es de crucial importancia por los compromisos que deben asumir ante las continuas exigencias del “fútbol moderno”, por llamarle de alguna manera sutil y graciosa.

Lo de “sutil y graciosa”, viene a colación de la perspectiva negativa para algunos medios, sobre todo, que deben ingeniar y teledirigir sus exposiciones hacia caminos de una propia conveniencia. Si alguien se para a pensar con seriedad y perspicacia, puede darse cuenta que los medios impresos de Madrid, por ejemplo, no tendrían la misma tirada de ejemplares sin el Atlético de Madrid y el Real Madrid en semifinales, como que igualmente en la Ciudad Condal aquellos que producen a favor de Cataluña, muy poco podrían hacer sin el Barça en el tramo final de dicho torneo.

Yo les invito gratamente a que, descubriendo y observando tales puntos de vista, se diviertan buscándole la marcada energía a las noticias que hablan bien o mal de uno o del otro, dependiendo de la plataforma regional de donde parta la información, para encontrarle la sinrazón deportiva en beneficio de la conveniencia comercial que justifica el fanatismo inaceptable que decapita al rival a favor del “local”, por más que estos pertenezcan al mismo país.

A menos que Catalunya ya seas considerada una nación independiente y despotricar en contra del Barcelona se contemple como aceptable desde el búnquer madrileño... o viceversa, no podré entender la sibilina malicia mediática en contra de lo que debiera ser una lógica fraternidad territorial.

 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!