Horarios

El PSG vence al Barcelona en el Camp Nou al son de Mbappé

BARCELONA, España.- El París Saint-Germain ha obtenido una gran ventaja en la ida de los octavos de final de la Champions tras vencer al Barcelona por 1-4 en el Camp Nou. Messi adelantó a los "culés" de penal, pero un magnífico Mbappé le dio la vuelta al partido con un hat-trick; Kean anotó el tercero de cabeza. 

El PSG no pudo contar con Neymar en la noche de este martes pero el equipo salió con la misma intensidad de las grandes citas y ya en el primer minuto de juego avisó de lo que estaba por venir. 

Mbappé no alcanzó a controlar un pase largo de Verratti y fue Ter Stegen quien se vio obligado a salir del área para evitar el peligro. 

El equipo francés comenzó mejor el partido y en el minuto 4 Gueye probó desde la distancia al meta alemán. 

El Barcelona no se sentía cómodo, no podía amasar la posesión como acostumbra a hacer en LaLiga, y sus ataques se contaron con los dedos de las manos. 

En el 13' llegó la primera clara para los culés. Messi para Pedri y pase filtrado al hueco del canario para el desmarque de Griezmann, quien definió mordido ante Keylor Navas. 

Mismo tipo de definición que la de Icardi contra Ter Stegen solo cinco minutos después tras una jugada que comenzó con un error en la salida de balón de Pedri, desacertado durante este primer periodo. 

El PSG se gustaba en el Camp Nou, las sensaciones eran de peligro constante, pero con eso no basta y en el 27' llegó el 1-0 a favor del Barcelona. 

Pase largo de Messi a De Jong, quien es zancadilleado dentro del área por Kurzawa de forma involuntaria. El colegiado no dudó en señalar la pena máxima y el argentino la puso en la escuadra, imposible para Keylor. 

El gol dio alas al Barça, que justo en el minuto siguiente perdonó el segundo cuando Dembélé remató flojo a las manos del meta de Costa Rica tras otro pase de Leo. 

Y del posible 2-0 al 1-1. Centro raso de Kurzawa, toque de primeras de Verratti y gol de Mbappé tras marcharse de Lenglet y fusilar a Ter Stegen en el área pequeña. 

El gol del empate le dio alas de nuevo al PSG y bien pudo irse con ventaja al descanso si Kean primero, con un remate dentro del área, e Icardi después, con un cabezazo al lateral de la red en un saque de esquina, hubiesen acertado entre los tres palos. 

El Barcelona jugó al son de lo que propuso el PSG, aunque Griezmann también desaprovechó una clara oportunidad luego de una tremenda carrera en solitario en un contragolpe que finalizó con un chut que rozó el palo de Keylor Navas. 

Los franceses habían sido ligeramente mejores en la primera mitad y comenzaron de la misma forma la segunda. 

En apenas el primer minuto, Mbappé recogió un balón en la frontal del área y probó suerte con un disparo de rosca, aunque se marchó fuera por poco. 

Y en el 49' fue Kean quien se quedó a centímetros de anotar, pues remató tras un gran taconazo de Icardi pero vio cómo Ter Stegen se sacaba una manopla tremenda de la nada. 

El Barcelona pareció quitarse el agobio de encima por un lapso de tiempo, en el que Messi probó de falta directa y luego Dembélé con un tiro raso.

Pero nada más lejos de la realidad, puesto que en el 64' llegó el 1-2, obra de nuevo de Mbappé. Florenzi llegó in extremis a un pase largo, Ter Stegen salió en falso, Piqué no despejó de forma contundente y el balón le quedó muerto al francés, quien no erró de primeras con un zurdazo. 

El gol hundió moralmente al Barcelona, quien solo seis minutos más tarde recibió el contundente 1-3, obra de Moise Kean de cabeza tras una falta lateral botada por Paredes. Error grosero del Barça en defensa, quien dejó rematar cómodamente al hoy extremo derecho del PSG. 

Quedaban todavía 20 minutos más el descuento para el final del encuentro, pero el Barcelona apenas tuvo capacidad para crear peligro. De hecho, una de sus mejores ocasiones llegó por un error grosero de Keylor Navas. 

El meta tico, apurado por la presión de Griezmann, intentó despejar y el balón, rebotado en el delantero francés, estuvo cerca de colarse en la red. 

Los culés se fueron al ataque para buscar un gol que les metiera de lleno en la eliminatoria, pero lo que llegó fue el 1-4, obra de nuevo de Mbappé, que se marchó del campo con un meritorio hat-trick. 

El contragolpe fue comandado por Draxler quien, casi pisando el área, le cedió el balón al francés para que batiera a Ter Stegen con un remate a la escuadra inapelable. 

El Barcelona volvió a demostrar su vulnerabilidad en Europa y el PSG pone pie y medio en los cuartos de final. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!