El PSG hace bueno el 2-3 de la ida y elimina al Bayern pese a perder 0-1

PARÍS, Francia.- El París Saint-Germain consiguió eliminar al Bayern Munich pese a perder el partido (0-1) y se clasifica por segundo año consecutivo a las semifinales del torneo. Choupo-Moting anotó el único tanto del partido, pero el 2-3 de la ida otorgaba una amplia ventaja a los de Pochettino.

Como ya ocurrió en el partido de ida, aunque con un guion distinto, PSG y Bayern regalaron al aficionado una primera mitad de puro fútbol. El espectáculo estaba servido con jugadores de semejante calidad por ambos bandos y las expectativas fueron a la par que la realidad. 

El PSG, sabedor de que el exceso de relajación en el partido de vuelta ante el Barcelona le pudo salir caro, planteó un inicio de mucha presión en el que Neymar y Mbappé pudieran resolver pronto una ocasión y obligar al Bayern a buscar tres goles. 

En el minuto 2 Mbappé ya se plantó frente a Neuer dentro del área, pero el francés partía de una posición muy escorada y su disparo raso no encontró portería. 

Pero el Bayern no tuvo la mala fortuna de recibir gol en la primera jugada, como ocurrió en la ida, y comenzó a amansar el balón y a llegar por banda. El conjunto germano enlazó una serie de ataques que pusieron sobreaviso al PSG, consciente de que un gol en contra tensaba la eliminatoria. 

La primera ocasión del Bayern, eso sí, llegó en el minuto 25, se hizo de rogar. Fue de Sané, quien probó fortuna con un disparo con rosca desde fuera del área tras aprovechar un pase al primer toque de Choupo-Moting, quien volvió a ser la referencia del equipo bávaro ante la ausencia por lesión de Lewandowski. 

La ocasión del Bayern supuso que el partido se rompiera y, desde ese momento hasta el pitido final del primer periodo, ambos clubes deleitaron con un fútbol ofensivo al alcance de muy pocos y en el que brilló sobremanera Neymar Jr., aunque sin la fortuna necesaria para anotar. 

El brasileño estrelló el balón en el palo de Neuer hasta en tres ocasiones. La primera, tras un magnífico regate a Lucas Hernández y un disparo con la zurda a la base de la portería; la segunda, la más estética, tras otro regate y una definición con clase, con rosca y con temple, marca de la casa, que fue directa a la cruceta; y la última, la más clara, tras una asistencia de Mbappé y un mano a mano con Neuer. 

La última ocasión del brasileño sí tuvo que ser gol, un mano a mano de los que condenan en Champions, y así lo hizo el Bayern, pues justo en la jugada siguiente anotó el 0-1.

Era el minuto 40 y Choupo-Moting, que ya marcó en la ida, aprovechó el rechace de Keylor Navas a un disparo de alaba para saltar más que su par y adelantar a los bávaros al borde del descanso. Gol psicológico de los que dan alas. 

Tantas, que antes del descanso el Bayern pudo marcar el segundo. Primero con un auténtico trallazo de Alaba que obligó a Keylor a lucirse; y poco después con un contragolpe que definió Sané al centro de la portería, donde el tico aguardaba para blocar el balón sin problemas. 

Y el segundo tiempo comenzó igual que acabó el primero, con un ida y vuelta brutal tremendamente emocionante para el espectador neutro. 

En el minuto 47 Alaba casi marca el 0-2 tras un disparo con rosca desde la media luna que acabó rozando el palo; y en el 53', el PSG perdonó un gol cantado. Tras una jugada individual de Neymar, que se marchó de dos rivales en un uno-dos perfecto, el balón acabó a los pies de Di María tras un centro de Mbappé, el argentino se marchó de Davies con un gran gesto técnico y le cedió el balón en bandeja a Neymar para que este lo empujara, pero el brasileño no llegó al pase al hueco y el esférico se paseó muy próximo a la línea de gol. 

Pero el partido no podía tener este ritmo hasta el minuto 90 y entró en un intervalo de menor ritmo ofensivo. El Bayern dominaba la posesión pero era el PSG quien salía al contragolpe con más peligro. 

No obstante, hasta el minuto 78 no se dispuso de una aproximación peligrosa que mencionar. Fue para los locales y acabó en gol de Mbappé, pero el colegiado lo anuló por un fuera de juego muy ajustado. 

El posible gol espoleó de nuevo al Bayern y en el 82' dispuso de una ocasión clarísima. Sané recortó a Bakker y puso un centro-chut en el corazón del área que nadie fue capaz de rematar. 

El partido no dio para más pese a los últimos intentos del Bayern y el PSG, pese a perder 0-1, logró el pase a las semifinales. 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!