Horarios

Sáb.Ago.07 5:55 PM EDT
Dom.Ago.15 1:30 PM EDT
Mié.Ago.18 9:00 PM EDT

El Manchester City elimina al PSG y accede a su primera final de Champions

MANCHESTER, Inglaterra.- El Manchester City venció por 2-0 al París Saint-Germain (4-1 en el global) en el Etihad y obtuvo su boleto a la gran final de la Champions. Riyad Mahrez se erigió como el héroe de la eliminatoria con tres goles (uno en Francia y dos este martes) y el conjunto "Sky Blue" alcanza la primera final de su historia en el torneo. 

Conscientes de la necesidad de tener que anotar al menos dos goles para tener opciones de clasificarse, el París Saint-Germain saltó al nevado césped del Etihad Stadium con la convicción de adelantarse pronto en el marcador. 

La presión de los parisinos no permitía a los "Cityzens" tener un breve respiro para hacer lo que mejor saben, dominar el control del balón, y esto permitió a los de Pochettino asentarse en terreno de juego local. 

Los franceses comenzaron a alternar ataques por ambas bandas y en el minuto seis llegó el primer susto para el City. El colegiado señaló penal por unas manos de Zinchenko que, tras ser revisadas por el VAR, quedaron anuladas. El esférico le dio en el hombro y no en la mano/brazo, por lo que los de Guardiola se salvaron de un posible y tempranero gol en contra. 

Y, cosas del fútbol, lo que sí llegó fue su gol, obra de Riyad Mahrez. Tras un pase largo de Ederson hacia la carrera de Zinchenko, el balón acabó en los pies del argelino luego de que De Bruyne probara fortuna desde la frontal, y con su pierna menos hábil, la derecha, batió a Keylor Navas por bajo de sus piernas con un tiro raso. 

Los hombres de Guardiola apenas habían cruzado la divisoria y ya se habían adelantado en el marcador, dificultando todavía más la hazaña de un PSG que había saltado al partido sin Mbappé, con molestias. 

Pero el 1-0 no hundió a los parisinos, quienes continuaron en busca de un gol que sí merecieron pero no llegó. En el minuto 16 Marquinhos, imperial por arriba, le ganó la partida a los centrales del City y envió el balón al larguero con un tremendo cabezazo. 

Y solo dos minutos después, en el 18', Di María estaba a punto de sorprender a un Ederson descolocado que había cedido el balón a Bernardo Silva en busca de un contragolpe. El luso perdió el balón en favor del argentino y este quiso sorprender al meta brasileño, pero su disparo rozó el palo por fuera. 

Fueron los mejores minutos de un PSG que, poco a poco, se fue viniendo abajo, lo que favoreció que el City, con una ventaja de dos goles en el global de la eliminatoria (3-1), pasara a hacerse con el control del balón. 

Sus posesiones eran horizontales y Keylor Navas apenas sufrió, pero el PSG dejó de atacar con claridad. De hecho, por primera vez en muchos partidos de Champions, la primera parte de Neymar fue mediocre. 

Los primeros 45 minutos llegaron a su fin con una doble ocasión para el City. Mahrez volvió a probar fortuna con otro derechazo, pero esta vez Keylor sí estuvo atento y evitó el segundo; y tras el rechace, que le cayó a Bernardo Silva, el balón se marchó a córner luego de que el portugués estuviese cerca de anotar con un zurdazo al palo largo. 

El segundo tiempo no comenzó con la intensidad del primero pero es cierto que el PSG sí anduvo en busca del gol. Pero psicológicamente el Manchester City controlaba bien el partido y salía con mucho peligro al contragolpe.

Con este método estuvo cerca Foden de anotar el 2-0, aunque primero Keylor y luego el árbitro anularon la jugada; aunque este sí llegó en el 62' con otra contra de libro. 

Entre Foden y De Bruyne comandaron el ataque y la jugada finalizó con un centro raso del inglés al segundo palo, donde apareció Mahrez para empujar el balón a placer, anotar un doblete y establecer el 2-0 en el marcador, una losa demasiado complicada de levantar para el PSG.

Además, el conjunto parisino se vino abajo definitivamente cuando, dos minutos después del gol, Di María acabó expulsado por roja directa tras agredir a Fernandinho luego de un lance previo a un saque de banda. El argentino se enfadó con el mediocentro y le clavó los tacos en el tobillo en un feo gesto que acabó con las pocas aspiraciones de su equipo. 

A partir de este momento, el partido -y la eliminatoria- se dio prácticamente por terminado. El City acabó el duelo jugando a placer y Phil Foden estrelló un balón en el palo en el minuto 76 que podría haber significado un 3-0, lo equivalente a una goleada. 

El Manchester City logra, por tanto, alcanzar la primera final de la Champions League de su historia. Pep Guardiola tendrá la ocasión de hacer historia en el torneo.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!