Horarios

Dom.Dic.05 1:30 PM EST
Dom.Dic.12 1:30 PM EST
Dom.Dic.26 2:30 PM EST

El Liverpool se lleva un partido de locos contra el Atlético de Madrid

MADRID, España.- El Liverpool se llevó la victoria (2-3) en un partido de auténtica locura en el Wanda Metropolitano en el que empezó adelantándose el conjunto Red con un 0-2 tempranero, lo empató poco después el Atlético con un doblete de Griezmann, pero la expulsión en el segundo tiempo del delantero francés acabó siendo decisivo.

Con este triunfo los Reds suman un pleno de victorias y amplían su ventaja en el liderato con respecto a los Colchoneros, que son segundos con cuatro unidades. 

Al Liverpool le costó ocho minutos adelantarse en el marcador en el Wanda Metropolitano. Todo vino de una gran acción de, quién si no, Mohamed Salah, en la que fue sorteando rivales hasta que se sacó un disparo que Milner acertó a desviar lo justo para despistar a Oblak. El gol, eso sí, se lo apuntaron al egipcio.

Apenas cinco minutos después, llegaría el segundo de los Reds. Un mal rechazo que cayó en la frontal del área lo aprovechó Keita para sacarse un zapatazo contra el que nada pudo hacer el portero colchonero. Cortocircuito de los de Simeone.

Pasaron los minutos y se fue sacudiendo la presión el Atlético, buscando la espalda a los zagueros Reds. No obstante, de una jugada a balón parado llegó el descuento. Jugada al filo de la línea de cal de Lemar, balón atrás para que Koke remate y si antes era Milner el que metía la pierna, en esta ocasión fue Griezmann. El VAR lo chequeó, pero finalmente, con suspense, el gol subió al marcador.

Ese gol le dio alas al Atlético, que acabó por venirse arriba de la mano de un Griezmann desatado aprovechando los espacios que debajan los Reds atrás. Falló el francés una ante Alisson, pero la siguiente, prodcuto de un jugadón de João Félix, no la desperdició. Doblete del Principito. Partido loco.

El segundo tiempo empezó con ocasiones para ambos equipos, ocasiones claras, pero se le torció al Atlético cuando su héroe, Griezmann, vio la tarjeta roja directa por una acción tan involuntaria como temeraria sobre Firmino, al que le puso los tachones en la cara.

Con uno menos el Atlético no le perdió la cara al partido, pero el desgaste físico acabó pasando factura a un Mario Hermoso que provocó un penal absurdo que Mohamed Salah transformó para el 2-3. Doblete del egipcio.

La polémica siguió con un penal que señaló el árbitro tras una caída de Giménez en el área, pero a instancias del VAR cambió su decisión y dejando al Atlético sin la posiblidad de volver a empatar un partido precioso y de auténtica locura.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!