Horarios

Mar.Oct.27 12:00 AM EDT
Mié.Oct.28 12:00 AM EDT
Jue.Oct.29 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Mar.Nov.03 12:00 AM EST
Vie.Nov.06 12:00 AM EST
Mié.Nov.11 12:00 AM EST

El "Chucky" Lozano y el Napoli no pasan del empate ante un correoso Genk

GENK, Bélgica.- El Napoli ha desaprovechado una ocasión de oro para liderar con puño de hierro el Grupo E tras empatar sin goles en su visita a Bélgica, donde se ha visto las caras contra un Genk que cayó por 6-2 en la primera fecha ante el Salzburgo y del que se esperaba menos resistencia.

Tras la dulce victoria de la primera fecha ante el Liverpool y la dolorosa derrota del Genk en Salzburgo, ambos equipos saltaban al terreno de juego con la incertidumbre de ver qué equipo iban a tener enfrente. 

Como suponía la lógica, los primeros intervalos del choque iban a favorecer al conjunto dirigido por Carlo Ancelotti, quien a medida que avanzaban los minutos iba metiendo al Genk en su propio terreno de juego. 

La primera ocasión clara del partido fue doble y fue para el club partenopeo. Tras un centro de Mário Rui desde la banda izquierda, Callejón remató de primeras y el balón se marchó a la madera. La jugada continuó y el rechace le cayó a su compañero Milik, quien desde el suelo y en un escorzo, envió de nuevo el balón al palo, esta vez al larguero. 

El Genk necesitaba acumular posesiones y un poco de toque para entrar en el partido y a modo de ataques verticales lo comenzó a lograr. La réplica a la primera ocasión del choque tuvo lugar en el minuto 19, cuando el medio Hrosovsky recogió un rechace a la salida de un córner para disparar desde la frontal con la zurda, chut que fue desviado por su propio compañero de equipo Cuesta y que casi acaba en la red. 

Pero el Napoli todavía tenía mucho que decir en este primer tiempo y Arkadiusz Milik lo volvió a intentar, aunque de nuevo su remate se marchó al larguero. Corría el minuto 25 cuando Callejón colgó un balón al corazón del área para el delantero polaco, quien le ganó el salto al central Cuesta para enviar el esférico a la madera, para su posterior lamento. 

El Genk se había salvado ya de dos goles cantados y serían tres las ocasiones claras para el Napoli, pues en el 37' perdonaría otro gol cantado. Koulibaly conectó un potente derechazo que repelió la defensa local en la misma línea de gol y, acto seguido, el balón le cayó de nuevo a Milik, quien esta vez cabeceó pero por encima de la portería defendida por Coucke. 

Pero pese a las ocasiones, el Genk fue el dueño del partido en el último intervalo del primer periodo y pudo también decantar el choque a su favor en tres ocasiones, primero con un cabezazo de Samatta que repelió de forma magnífica Meret; y más tarde con dos zurdazos, uno potente de Bongonda y otro de Berge que envió a córner el meta del Napoli. 

Tras el paso por los vestuarios, el guión continuó como en el final del primer periodo, con un Genk incisivo en ataque en busca de su primer gol en casa en esta edición de la Champions. 

Pero con el paso de los minutos, la mayor calidad del conjunto napolitano salió a relucir y los italianos comenzaron a adueñarse del balón y de las aproximaciones peligrosas. 

El Chucky Lozano apareció por primera vez en el partido luego de un primer tiempo para el olvido y en el minuto 61 probó fortuna con un disparo raso tras iniciar la jugada en la banda izquierda. 

Aunque la mejor ocasión hasta el momento fue para Callejón, quien cruzó en exceso un remate tras aprovechar un centro raso desde la izquierda. 

Los minutos fueron pasando y el partido se fue rompiendo, pues el Genk no le perdió la cara en ningún momento e intentó aprovechar sus llegadas. 

Como la de Hagi en el 83', quien aprovechó un resbalón de Allan para conectar un buen derechazo que se marchó rozando la escuadra. 

El partido acabó con empate sin goles, resultado con el que el Napoli alcanza los 4 puntos en las dos primeras jornadas; mientras que el Genk logra su primera unidad.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!