Al técnico del Real Madrid le bastaron 516 días para ganar todo lo que algunos en una vida no pudieron hacerlo.