La selección mexicana es humillada 8-1 por Italia y dice adiós con tres derrotas al hilo.