Los "Cafeteros" supieron descifrar a los anfitriones y empezaron el torneo con pie derecho, una alegría para Latinoamérica.