El ex jugador mexicano sorprendió a la directiva de las Águilas y decidió hacerse a una lado de la presidencia azulcrema en pleno Clausura 2017.