Leo Messi está firme en las decisiones que toma, y con el hecho de querer algunos jugadores para reforzar al equipo, no hay vuelta atrás.