El defensa brasileño no pudo terminar la conferencia de prensa ni tomando agua.