La Selección de Honduras es un invitado fiel a los Juegos Olímpicos, pero ¿qué tan lejos puede llegar en esta ocasión?