El delantero brasileño llegó al entrenamiento del conjunto parisino, pero su futuro sigue siendo una verdadera incógnita.