El director técnico de Cruz Azul declaró que no tiene presión para terminar con los 21 años de sequía de títulos de liga.