Mino Raiola ha sabido mover sus fichas y con la de Erling Haaland le están saliendo las cosas como desea, ahora, es turno de llegar a un grande.