El Club América no le renovó contrato al delantero ecuatoriano y no hubo otro equipo interesado en adquirir su carta.