El tenso momento de Lionel Messi en el Barcelona dinamitó las rumores sobre su futuro y la posibilidad de jugar en el mismo equipo que CR7.