Las contrataciones en la NFL se comienzan a mover y hay grandes sorpresas en algunos equipos en los que nadie apuesta un centavo.