Los Esmeraldas llegaron merecidamente a ocho títulos en la Primera División del Fútbol Mexicano, logro que cuestiona la grandeza de otros clubes.