El Rebaño no tiene rumbo, sin embargo, a pesar de que no ha podido levantarse, todavía puede salvarse del descenso.