Al parecer todo está listo para que Messi siga con Barcelona y un abrazo entre jugador y directivo parece sellar un nuevo acuerdo.