Los dos mexicanos que militan en el Betis, así como el ex americanista Guido Rodríguez, vivirán un recorte salarial, cortesía del coronavirus.