El delantero mexicano jugó 70 minutos en la goleada 2-5 que Chelsea les propinó y siguen sin conocer la victoria.