México enfrentará al anfitrión Japón y le tocará uno de los rivales favoritos al título