Moraleja: se puede estar triste por la eliminación de tu equipo, pero nunca lo compares con tu relación de pareja.