Efraín Álvarez tiene una historia de lucha, sus padre, un inmigrante mexicano jugó futbol con la Selección de Jalisco y fue su inspiración.