La entrega en los 90 minutos de los seleccionados de Perú y Chile terminó por ofrecerle al mundo un choque de primer nivel.