En la selección argentina el ambiente es tan relajado que el 10 de la Albiceleste se tomó una divertida selfie que le dio la vuelta al mundo.