Una vinotinto ordenada y vertical derrotó a Estados Unidos en tiempo extra y ya es uno de los grandes favoritos.