No todo es culpa de los jugadores y de Diego Ramírez en el mal desempeño de la Selección Mexicana en el Mundial de Polonia 2019.