Sin ser convocado, Gio se mete de "colado" a los entrenamientos de la Selección Mexicana.