El ex pelotero de los Boston Red Sox fue operado con éxito de una herida en la pierna, por lo que se encuentra estable.