El presidente del Madrid fue el agitador en el caso de la Superliga, pero ¿qué beneficio buscaba el mandamás merengue?