Las campeonas impusieron su superioridad sobre Suecia desde el inicio, mientras que las chilenas se despidieron en un final de alarido.